“Las próximas decisiones tienen que ver con proteger, pero también con hacer funcionar la Universidad”

El rector de la UNSL, Víctor Moriñigo anticipó que, con los cuidados y protocolos correspondientes, se analiza la puesta en funcionamiento de los comedores universitarios e incorporar el retorno de nuevas áreas de la universidad.

“Las próximas decisiones tienen que ver con proteger, pero también con hacer funcionar la Universidad, porque nos duele mucho tener cerrada la institución, ya que hacer estudiar los chicos, además de ser fuente de trabajo para docentes y nodocentes, también es de contención para alumnos”, sostuvo el rector en diálogo con la Radio de la Universidad Nacional de San Luis en Villa Mercedes.

Contó que este “tránsito impensado” de la pandemia y las medidas sanitarias “le ha servido mucho a la UNSL para tener presencia en comunidad” tanto en el área de Extensión, Ciencia y Tecnología, como en las cuestiones sociales a través de la acción voluntaria de los equipos de trabajo. “Por eso quiero agradecer al vicerrector, Héctor Flores, que pasó su cuarentena en Villa Mercedes, lo que fue una gran ventaja por su interacción con la Municipalidad; como también a todas las autoridades y el personal del Centro Universitario de Villa Mercedes y de la Villa de Merlo”.

“En esta situación, nos pusimos a disposición de la provincia. Los profesionales, los voluntarios y toda la comunidad universitaria nos brindamos para aportar nuestros conocimientos, que se concretaron a través de un sinnúmero de acciones, con lo cual se logró que la UNSL estuviera en el escenario de esta pandemia”, destacó.

En cuanto a los pasos a seguir, adelantó que, desde hace una semana, junto con el Comité de Crisis de la provincia, trabajan en los protocolos para la reapertura del comedor universitario de San Luis. Este miércoles 3 de junio, empleados de esa dependencia se reintegraban para comenzar a organizar las actividades. El rector e integrantes del comité iban a mantener al efecto una reunión con la Asociación del Personal de la Universidad Nacional de San Luis (APUNSL).

Aclaró que el comedor universitario en Villa Mercedes “también se va a reabrir” pero sería recién a mediados de junio: “estamos haciendo toda la adecuación y los protocolos”. “Tenemos que aclarar que se van a cumplir los aislamientos y las distancias. También se van a entregar viandas, respetando la disposición de números pares e impares. Estamos pensando en abrir y hacer un mes de prueba, de lunes a jueves, al mediodía”.

Por otra parte, informó que ya empezó trabajar en la UNSL el sector de Servicios Generales, de Mantenimiento y que de esa manera se van incorporando áreas. “Todo con mucho cuidado y responsabilidad, porque creemos que hay que empezar a genera certezas en los empleados”, comentó y añadió: “Los docentes y alumnos desde un principio vienen haciendo esfuerzos para sostener de manera virtual el vínculo pedagógico. Ahora tenemos que hacer el esfuerzo indispensable para empezar a trabajar en distintas áreas, con el estatus sanitario, pero en coordinación en vistas implementar cada vez más actividades”.

“La cuarentena va a seguir -señaló-. Nosotros, respetando aquellos trabajadores que integran los sectores de riesgo y los que se encuentran en condiciones particulares, buscamos poner en movimiento la universidad. En esta situación nos toca poner el cuerpo y en esto quiero agradecer a los decanos a Sergio Ribotta (FICA) y Marcelo Casabene (FCEJyS) porque me he sentido apoyado por ellos en todo momento”.

Post Author: Redacción Radio UNSL