La FCEJS les dio la bienvenida a los ingresantes de la carrera de Martillero y Corredor Público

Los nuevos estudiantes del ciclo 2022 de la carrera de Martillero y Corredor Público iniciaron sus clases, este lunes 8 de agosto, en el Aula Magna del Departamento de Ciencias Agropecuarias. Los ingresantes fueron recibidos por autoridades de la facultad, directivos de la carrera y docentes.

El acto de bienvenida contó con la presencia del decano de la Facultad de Ciencias Económicas, Jurídicas y Sociales, Marcelo Casabene; la Secretaria Académica, Alejandra Rovacio; la Directora del Departamento de Ciencias Jurídicas y Políticas, María Eugenia Pérez Cubero; la Directora de la Comisión de Carrera, Gabriela Ricart; demás autoridades, centro de estudiantes y docentes.

Gran parte de los 60 alumnos inscriptos en el ciclo 2022 de la carrera se congregó en el aula para el comienzo de las clases. “Se trató de un acto muy simbólico y significativo, ya que siempre tratamos de darles un poco el respaldo a los ingresantes”, sostuvo Pérez Cubero. “Es importante que sientan el apoyo institucional. La presencia del decano y de las autoridades de la carrera es una forma de demostrarles ese apoyo y acompañamiento”, añadió.

Gabriela Ricart señaló que este año la inscripción ha superado la cantidad de estudiantes durante los años de presencialidad desde que se inició la carrera, en 2016, aunque es notoriamente menor al primer año de pandemia, cuando se registró una matrícula de 150.

Para Pérez Cubero la vuelta a la presencialidad “es un factor esencial para entender cuál es la vida de la universidad. El cupo máximo de ingresantes durante la pandemia tal vez tuvo que ver con la franja etaria de la carrera, que quizá estuvo conformada por personas que ya estaban insertas laboralmente, con sus horarios y obligaciones. Entonces, la virtualidad les daba ciertas posibilidades”.

“Esa es una circunstancia que nos pone en la situación de pensar en nuevas alternativas que ofrece la virtualidad, pero sin dejar de lado la presencialidad, que tiene su cuota importante en término de nexos humanos, de vínculos y de entender la vida de la universidad”, aclaró.

En ese sentido, la directora de Departamento opinó que en el diagrama y diseño de la carrera “creo que se deberían retomar las herramientas que nos ha dejado la pandemia, que, si bien ya las conocíamos, nos demostró la diferencia enorme en el cupo de inscriptos. Entonces hay cosas que hay que retomar. Volver ahora la presencialidad, pero con herramientas que podemos continuar desde la virtualidad”.

Ricart sostuvo que, si bien en la UNSL “ya se estaban pensando carreras en la virtualidad”, la pandemia “provocó que los docentes nos apuráramos a aprender el uso de esas herramientas: a dar clases; a tomar evaluaciones parciales, finales…”.

“Esas herramientas, que las adquirimos rápidamente porque esta universidad nunca dejó de dar clases, ya que funcionó en la virtualidad durante la pandemia, lo que nos deja es que podemos seguir usándolas en el aula presencial”, añadió.

Remarcó que en la UNSL y en especial en la carrera de Martillero “hay gente de distintas ciudades del interior, tanto de San Luis como de provincias aledañas (Mendoza, La Pampa, Buenos Aires), “entonces, las herramientas virtuales nos posibilitan que el derecho a la educación, sea posible”.

La carrera de Martillero y Corredor Público dura dos años y un cuatrimestre. “Nosotros decimos que está desfasada porque comienza su primer cuatrimestre en agosto y el segundo en marzo. Es una carrera construida por cuatrimestre, durante los cuales tienen dos prácticas; otras materias son subastas, remates o tasaciones”, indicó.

“El perfil del graduado -explicó- no solamente permite la intermediación de los bienes muebles e inmuebles, y colocación de bienes en el mercado, sino que también se constituye el martillero en un auxiliar de la justicia, porque es el que realiza las subastas judiciales y las tasaciones a los bienes judiciales, de modo que es una carrera muy requerida en la realidad”.

Post Author: Redacción Radio UNSL