CURSO SOBRE ETNOBIOLOGÍA: “El diálogo de saberes entre la academia y el conocimiento tradicional es para enriquecernos mutuamente”

La Dra. en Ciencias Biológicas, de UNC-UNCA, Cecilia Trillo, dictó un curso de posgrado en la Facultad de Ingeniería y Ciencias Agropecuarias sobre “Etnobiología del Chaco y Monte del Centro de Argentina, Aportes para la Comprensión del Uso Humano de los Recursos”, en el que ahondó sobre la valoración científica académica de los saberes tradicionales en el uso de plantas nativas, sus contextos e intervenciones comunitarias.

La capacitación, destinada a docentes de la UNSL, fue programada por la Secretaría de Investigación y Posgrado y se desarrolló el 7 y 10 de marzo en el área de Agronomía del campus del Centro Universitario Villa Mercedes. Contó con la coordinación de Xiomara Carbonell y la organización de Mirta Gómez y Patricia Verdes, de la FICA.

“Estos encuentros –aclaró Trillo- se hacen con partes teóricas y prácticas. Están enfocados, básicamente, en el reconocimiento de plantas nativas, con el fin de generar una práctica para la alimentación y, también, para actividades vinculadas con la tintura. A la par del reconocimiento de la flora de montes, se aborda el tema de sus usos y la elaboración de productos para distintas utilidades en la concepción de pobladores rurales y urbanos”.

El curso de posgrado abarcó un tramo virtual dedicado al tema “Etnobiología del Chaco y Monte del Centro de la Argentina”. Se buscó profundizar sobre los usos que, a lo largo del tiempo, les han dado a las plantas en ambientes naturales menos intervenidos: “En lugares donde se hace algún tipo de recolección; en procesos de cultivos; conocer la historia de esos usos; las maneras de aprovechar esos recursos; los lugares donde chequear información; cómo estar en movimiento con ese conocimiento…”

“La idea es valorar esos saberes –remarcó-. Usarlos y entender que existen esferas de conocimientos, algunos más asociados a la modernidad, con conocimiento científico, técnico, propias a la información de universidad y, por otra parte, saberes de las poblaciones, que tienen otros elementos menos modernos, pero que son parte de nuestro pensamiento y nuestra historia”.

Explicó que actualmente en Argentina “muchos investigadores formados en etnobiología -que es una disciplina que se encarga de registrar, sistematizar conocimientos de seres vivos, vegetales, animales, plantas, hongos, con los cuales el hombre se ha relacionado a lo largo del desarrollo de la humanidad para diferentes usos- trabajan en los conocimientos tradicionales que las comunidades tienen sobre las plantas nativas, para conocer para qué se usan, cómo, por qué se utilizan esas y no otras o en qué contextos”.

“Todos los recursos que ese ambiente nos da en un sentido más completo y total, toda esa información es valorada, se sistematiza, se publica, se hace divulgación. Muchos trabajos de investigación de vuelcan en tareas de Extensión. Es decir, se trata de una información en la cual existe un valor de la academia”, agregó.

Trillo se refirió a la importancia de esos saberes tradicionales tanto en la investigación científica y la divulgación como en la posibilidad de vinculación de conocimientos en los niveles educativos, especialmente en los ámbitos universitarios. “Creo que es bueno en los espacios académicos de Biología y de Humanidades poder recibir información complementaria. Uno siempre sabe mucho en los aspectos fisiológicos, químicos, de forrajes…, pero es bueno darle una mirada a esos saberes de personas que no han tenido tanto soporte técnico, pero reconocen las buenas plantas forrajeras, o frutos que ayudan a engorar animales o manejos de pasturas, de suelos, de problemas que surgen en los pastos. Quiero decir que existe información en personas con otras tradiciones menos científicas, que tienen información para aportar y podemos hacer lo que denominamos el diálogo de saberes, entre la academia con información y las comunidades tradicionales. En ese vínculo nos enriquecemos mutuamente”.

Post Author: Redacción Radio UNSL