Estafas telefónicas: “La recomendación es no dar datos personales bajo ninguna circunstancia”

El jefe de la Unidad Regional 2, comisario mayor Oscar Contreras, reveló detalles de un caso de estafa a un jubilado de Villa Mercedes. “Fue engañado mediante un llamado telefónico por un presunto premio. Lo estafaron en más de $12.000”, indicó.

El 22 de junio pasado, Aldo Luis Domínguez, un jubilado de 74 años, recibió un llamado telefónico a su celular. Del otro lado, un hombre le decía que era representante de Canel 13 de Buenos Aires y que se había ganado un premio de $ 150.000 y un TV plasma.

El incauto anciano siguió los pasos que le indicó el “representante” televisivo para supuestamente poder acceder a los premios. Fue así que, además de darle datos personales, de su propia cuenta de sueldo y tarjeta de crédito, obedeció las indicaciones del embaucador y hasta llegó a girar dinero desde un cajero a una cuenta bancaria.

“Recibió al menos dos llamados de dos números de característica de Capital Federal. Transcurridos los días, se dio cuenta por un informe de la misma entidad bancaria que había sido estafado”, contó Contrera.

“La denuncia fue radicada en la comisaría 9°, con la intervención del Juzgado Penal N° 1, a cargo del juez Alfredo Cuello. Se iniciaron las investigaciones en base a los propios testimonios del damnificado y los datos de los números telefónicos que recibió, ya que quedaron grabados en el celular”, informo.

En cuanto a la suma que el jubilado habría girado a la cuenta bancaria que le indicó el estafador, Contreras reveló que se trataría de más de $ 12.000.

“Lo que siempre recomendamos es, primer lugar, cortar inmediatamente los llamados ante la mínima sospecha. Jamás dar datos personales y mucho menos información relacionadas con cuentan bancarias o tarjetas de créditos”, explicó.

Dijo que, si bien la Policía recibió una sola denuncia de estas características, “por conocimiento general, hemos constatado que estos llamados con comunes. A veces se hacen más frecuentes por temporadas”.

Post Author: Jose Luis Baigorria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *