“Hace un año que venía reclamando que hagan algo por mi nieta”

Olga habló sobre el trágico final de su nieta, María Alejandra. “Nunca nos ayudaron en nada”. La chica, quien fue víctima de abusos cuando tenía 3 años, murió el viernes. Se habría suicidado.

Todos los trámites relacionados con la situación de la menor se hacían en el Juzgado de Familia 2.

María Alejandra Lucero fue violada y tirada en un baldío cuando tenía 3 años. Estuvo al borde de la muerte. En el 2017 denunció a un primo por abusos sexuales.

La abuela, Olga Hidalgo, contó que su nieta habría tomado pastillas clonazepam. La internaron primero en el Policlínico de Villa Mercedes y luego en el Hospital de San Luis, donde murió.

“Murió cuando la trataban de salvar en el Hospital de San Luis…lo que nos dijeron es que había tomado pastillas…pido que se haga justicia porque hace más de un año que venía reclamando que hagan algo para que mejore. Yo en mi casa no tenía las condiciones para darle la atención que necesitaba”.

En febrero de 2008, María Alejandra, quien tenía 3 años, fue víctima de violación y de intento de homicidio. Los hechos se investigaron en la comisaría 11° y en el Juzgado Penal N° 1.

En febrero de 2011, Pablo Ortega, un familiar de María Alejandra, fue condenado a 18 años de prisión por el delito de abuso sexual gravemente ultrajante.

En noviembre del año 2017, la chica, que ya tenía 13 años, denunció en la comisaria del Menor que su primo, de 17 años, la golpeaba y abusaba de ella.

Hacía un año que la menor vivía con su abuela materna, en una humilde casa del barrio San José, donde una asistente social habría recomendado que cambiara de lugar. “Yo también lo pedía y mi nieta había que estaba dispuesta a vivir en otro lugar. Pero nunca nos dieron una solución”, concluyó Olga.

Post Author: Redacción Radio UNSL