“Este trabajo es para que se analice somo una solución intermedia al servicio de colectivos”

El decano de la FCEJS, magister Marcelo Casabene, entregó la primera parte del trabajo de diagnóstico y propuesta de optimización sobre el transporte urbano al intendente Mario Raúl Merlo.

En la mañana de este jueves, en el Salón Eduardo Costanzo, tuvo lugar el acto de entrega de la primera parte del informe sobre el transporte urbano de pasajeros, con la presencia del intendente Mario Raúl Merlo; el decano de la Facultad de Ciencias Económicas, Jurídicas y Sociales, Marcelo Casabene; demás autoridades de la municipalidad, la UNSL y público. “Esto surgió de un convenio que se firmó oportunamente con la FCEJS para hacer un trabajo con una visión distinta y más científica sobre el transporte urbano de pasajeros. Hoy recibimos la primera entrega de informe, que son tres en total. La próxima semana nos entregarán otra parte y a fines de octubre el informe final”, explicó Merlo.

“La idea es que la universidad nos brinde una óptica distinta y una base más científica sobre la problemática del transporte de pasajeros. Creemos que esta es una etapa que le va a servir al Concejo y a la próxima gestión para analizar el tema, que sigue pendiente”, comentó.

El intendente habló sobre las medidas que debió tomar la gestión para sostener el servicio, luego que el gobierno nacional decidiera quitar los subsidios al transporte urbano: “Nosotros hemos resuelto hacernos cargo a través de entregar subsidios a la concesionaria todos los meses hasta fin de año”.

“Lo que pasó es que había partidas de emergencia en el presupuesto nacional, una parte iba a cubrir la Nación otra la provincia, pero no recibimos los fondos ni de la Nación ni de la provincia. Se hicieron gestiones y ahora hay un compromiso de la Nación de aportar 11 millones de pesos, que, de todas formas, es solo un 15 % de los 72 millones que nos insumirá el sostenimiento del sistema de transporte hasta fin de año”, agregó.

“Esto lo hacemos para que la tarifa no se eleve. Actualmente el boleto común es de 26 pesos y para las familias más vulnerables tenemos el boleto familiar de 16 pesos. Es decir, sostenemos el servicio para que 4 o 5 mil personas por día no tengan problemas de transporte. Si no subsidiáramos el servicio, el boleto tendría que estar a 78 pesos de acuerdo con los costos”, precisó.

Por su parte, el decano Marcelo Casabene sostuvo que el estudiante universitario necesita del servicio: “Nosotros tenemos el campus y el edificio de Agronomía alejados y el colectivo es básico. Por eso tenemos que defenderlo, tanto por nuestra propia comunidad universitaria como también para la comunidad en general”.

Dijo que el trabajo que entregó a la intendencia y al concejo “es una alternativa para que se analice como una solución intermedia”, y que consta de tres informes. “La primera parte se trata de una evaluación de actual situación; de las de líneas que más trabajos tienen; las distancias que recorren y los puntos por los que pasan, entre otros aspectos. Se sacaron las primeras conclusiones de posibles utilizaciones o subutilizaciones de cada una de las líneas, sobre aquellas que representan una mayor importancia en recorridos y la cantidad de gente que las usan”.

“La segunda parte consiste en estudio más profundo del mercado actual o mercado potencial, en base a los cambios de la ciudad y que requieren ser incorporados. Y el tercer informe final será una propuesta que se presentará a fin de mes como una alternativa de optimización. Se trata de usar un boleto para trasbordo, agilizar el recorrido de algunas líneas, dejar algunos puntos de paradas y sumar otros, tener en cuenta el uso de los barrios más alejados. En fin, es un trabajo para que sea tomado en cuenta analizado como una alternativa de mejora, no como una solución de fondo”, concluyó.

 

Post Author: Redacción Radio UNSL